Adolescentes y frascos de mermelada

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 17 segundos

¿Qué tienen en común las finanzas de tu empresa, la vida sentimental de una adolescente y los frascos de mermelada?

Ser un administrador financiero no es tarea fácil, sus días pasan evaluando alternativas para mantener “andando la máquina”, que la operación de la empresa nunca pare, que su expansión nunca se detenga por falta de efectivo. 

Una práctica usual en México es financiarse con los proveedores, ¿pero qué pasa cuando el proveedor eres tú? O simplemente eres tan pequeño que careces de poder de negociación, o lo que tienes en mente es un ambicioso plan de inversiones, pues bien, en teoría podrías acceder a dinero de deuda o buscar un nuevo inversionista de capital que asuma el riesgo contigo.

Estar dentro del frasco 

Un viejo refrán dice que “no puedes leer la etiqueta si estás dentro del frasco”, cuando tienes presiones para conseguir dinero para tu operación, estas dentro del frasco, cuando tomas deuda con aquellos que comparten las ganancias pero no los riesgos contigo, estás dentro del frasco, cuando encuentras dinero pero a cambio debes ceder parte del control de la empresa y aceptar que sea co-administrada, estás dentro del frasco. Observemos la etiqueta mediante la vida sentimental de una adolescente: María.

La deuda y como te matará 

María está cerca de entrar a sus 20´s, es bella, extrovertida y tiene un futuro prometedor (María es tu empresa), Juan Carlos es hábil con la palabra, alegre pero con fama de holgazán es de esos chicos malos que por alguna razón muchas encuentran irresistible (Juan Carlos es tu banco). Eventualmente María le pone atención a Juan Carlos, él la seduce, se van a vivir juntos y todo marcha de maravilla, hasta que llegan las dificultades económicas y además María queda embarazada. Ese mismo día Juan Carlos sale a comprar cigarrillos…

Como verás la deuda te puede ayudar en ciertos momentos, sin embargo, es implacable, los intereses marchan todos los días, si las ventas de tu empresa van mal, termina siendo irrelevante, debes pagar lo mismo y lo más probable es que tu banco termine reclamando un pedazo de tu esfuerzo, incluso si para eso debe dar una herida de muerte a tu María, sin importar nada, la deuda debe ser saldada.

Las sociedades y los matrimonios 

Ahora supongamos que María carece de ese impulso natural a preferir los chicos malos, en su lugar, ella se fija en Carlo, quien es trabajador, serio, algo enigmático, pero leal (Carlo es un socio capitalista). Se enamoran y deciden casarse, todo marcha bien los primeros meses pero Carlo resulta ser celoso y controlador, se mete en todas las decisiones de María, nunca la dejó progresar y por el contrario se convirtió en una carga que ella tuvo que soportar por el resto de sus días.

Solo aquellos que lo han experimentado, saben que las sociedades son como los matrimonios; debes elegir muy bien con quien te involucras y aunque hay matrimonios buenos, también los hay malos; todos se casan enamorados, pero bien dicen que solo en los divorcios y en los negocios se conocen a las personas.

El mejor chico para María

¿Pero acaso no hay una mejor alternativa? ¿acaso no hay una forma en la que María no sea víctima de abandono o de un marido controlador?, pues la respuesta es que sí, existe una manera en que tu empresa puede disfrutar de lo mejor de los dos mundos, se puede acceder a financiamiento sin entregar control de tu empresa, un financiamiento cuyo costo fluctúa según las ventas y como si fuera poco te ayuda a crear comunidad. Se trata de RBF (Revenue based financing) por Play business.

Por esto somos la mejor opción

Con la plataforma de Play Business puedes obtener recursos entre $5 y $50 millones de pesos e incluso acceder a rondas de financiamiento recurrentes, y todos estos beneficios:

  • Pagos proporcionales a tus ventas
  • No diluyes a tus accionistas
  • Mantén el control de tu operación
  • Garantías, condiciones y plazos que se adaptan a tu empresa

Ahora que has podido dar una mirada al contenido de la etiqueta, ¿qué camino vas a tomar?

Toma el camino correcto.

0
0
Comparte este artículo
Contenido creado por Play Business

Suscríbete a nuestro newsletter